Important information regarding COVID-19 | Información importante sobre el Coronavirus
Cómo los fabricantes de juguetes culpan a los padres cuando sus productos lesionan a los niños | Nourmand Legal

Cómo los fabricantes de juguetes culpan a los padres cuando sus productos lesionan a los niños

Una de las cosas que más preocupa a los padres es que uno de sus hijos se enferme o se lesione. Tener un hijo enfermo es una situación exigente y estresante, y a ningún padre le gusta ver sufrir a sus hijos.

Cuando compramos juguetes para nuestros hijos, creemos que una de las razones por las que están a la venta en el mercado y divididos según la edad es que los fabricantes hicieron sus deberes y realizaron todas las investigaciones y pruebas necesarias para garantizar que estos juguetes sean seguros.

Por desgracia, este no es siempre el caso. ¿Sabías que en Estados Unidos, cada tres minutos, llega un niño a la sala de emergencias por una lesión en la que estuvo involucrado un juguete? En muchos casos, los niños sufren heridas leves y pueden irse a casa poco después. Sin embargo, hay casos severos en los que los niños pueden terminar con daños permanentes e incluso morir.

Aparte de estas aterradoras estadísticas, encontramos situaciones en las que los fabricantes y / o distribuidores de juguetes culpan a los padres por las lesiones de sus hijos. Esto es para no asumir la responsabilidad y no tener que pagar ninguna compensación que pueda ayudar a estos padres y sus hijos a recuperarse.

Estos son algunos de los argumentos que las empresas de juguetes pueden utilizar en un intento por evitar la responsabilidad:

1. No supervisaron adecuadamente a sus hijos. Incluso cuando los padres vigilan constantemente a sus hijos, los accidentes siguen ocurriendo. Principalmente cuando los juguetes incluyen piezas pequeñas que los niños pueden tragar fácilmente o que se pueden atascar en la garganta. Las bicicletas, los patines en línea o las patinetas pueden desmoronarse fácilmente y, como resultado, el niño termina en el suelo. Por supuesto, no es el trabajo de los fabricantes supervisar a los niños, pero son legalmente responsables de reducir las posibilidades de que los niños se lastimen con sus productos.

2. El niño no hizo un buen uso del juguete. Una de las cosas por las que los fabricantes deben asumir la responsabilidad es el diseño de un juguete. El diseño debe tener una razón específica que evite que los niños lo utilicen indebidamente.

3. Trajo el juguete a su casa. Por supuesto, cuando los padres compran juguetes para llevar a casa a sus hijos, es porque obviamente confían en que cuando compran un juguete en una tienda, también están pagando todas las investigaciones y pruebas que tuvo que realizar el fabricante, garantizando así que el juguete sea seguro. 

Si su hijo se ha visto lesionado por la negligencia de un fabricante de juguetes, no dude en contactarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

800.550.9816