Important information regarding COVID-19 | Información importante sobre el Coronavirus
Conducir en malas condiciones climáticas | Nourmand Legal

Conducir en malas condiciones climáticas

¿Alguna vez ha tenido que conducir mientras llueve o nieva?

Desafortunadamente, la mayoría de nosotros hemos tenido al menos una de estas dos experiencias. Es inevitable no hacer frente a las inclemencias del tiempo en el desarrollo de nuestras actividades diarias, como tampoco es posible quedarse en casa todo el tiempo esperando a que pase.

Según un estudio publicado por el Boletín de la Sociedad Meteorológica Estadounidense, conducir bajo la lluvia aumenta la posibilidad de tener un accidente fatal en un 34 por ciento. Cuando las carreteras están mojadas, las superficies se vuelven resbaladizas, el rendimiento de los frenos disminuye y los neumáticos no tienen tanto agarre en el pavimento. Además de esto, las personas pueden volverse estresadas, temerosas y más ansiosas en estas situaciones. Todos estos son factores críticos que pueden formar la receta perfecta para el desastre.

Cuando las superficies están mojadas, las llantas de los automóviles pueden patinar sobre el asfalto, incluso unos pocos pies después de pisar los frenos. Esta situación en la que el vehículo se desliza sin control sobre el pavimento mojado se conoce como hidroplaneo. El agua disminuye la tracción de los neumáticos y, a veces, la cantidad de agua puede ser mucho mayor de lo que un neumático es capaz de dispersar.

Esta es la razón principal del hidroplaneo, demasiada agua entre los neumáticos y el asfalto. Puede ser una experiencia muy aterradora, ya que pierde el control del vehículo y tiene que esperar a que el automóvil se detenga antes de poder hacer algo.

Sin embargo, podemos tomar algunas precauciones para prevenir tal situación o tener más cuidado si tenemos que conducir mientras llueve. Considere los siguientes consejos:

  • Mantén siempre la distancia con el coche de delante. No conduzca justo detrás del otro vehículo. El conductor podría pisar los frenos y usted no tendrá tiempo de detenerse antes de golpearlo.
  • Comprueba que tus neumáticos estén siempre en buen estado. Cuanto más desgaste tenga una llanta, menos tracción tendrá con el pavimento. Por lo tanto, revíselos constantemente por desgaste y presión y reemplácelos cuando sea necesario.
  • Conduce más despacio cuando llueve. No se limite a obedecer los límites de velocidad. Trate de conducir más despacio de lo normal, para que pueda tener más tiempo de respuesta en caso de una emergencia.

Si usted o un ser querido ha estado involucrado en un accidente de este tipo, ¡contáctenos hoy! ¡Programaremos una consulta gratuita y discutiremos su caso en detalle!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.