Important information regarding COVID-19 | Información importante sobre el Coronavirus
Qué hacer si cae un rayo mientras conduce | Nourmand Legal

Qué hacer si cae un rayo mientras conduce

Una tormenta eléctrica es un fenómeno meteorológico violento asociado con fuertes lluvias y relámpagos. Y es precisamente por los rayos que toda tormenta eléctrica es peligrosa.

Cada año en los Estados Unidos, unas 300 personas resultan heridas y unas 80 personas mueren a causa de los rayos. Muchas de las víctimas que son alcanzadas por un rayo logran sobrevivir; sin embargo, la investigación muestra que tienen síntomas físicos a largo plazo que pueden ser debilitantes.

Se estima que, en el mundo, hay 2.000 tormentas eléctricas por minuto. ¡Y que en un año son aproximadamente 14,6 millones!

Las tormentas eléctricas pueden ir acompañadas de fuertes lluvias, fuertes vientos y granizo. Por lo tanto, conducir durante una tormenta eléctrica puede ser una experiencia aterradora.

¿Qué hacer si estoy manejando durante una tormenta?

Si se encuentra en medio de una tormenta eléctrica mientras conduce, es importante hacer lo siguiente:

  • Encuentre un lugar seguro para estacionar
  • Evite estacionar cerca de postes de electricidad, árboles y otros objetos que puedan atraer rayos.
  • Mantenga sus luces de emergencia encendidas
  • Apaga el motor y siéntate con las manos en el regazo hasta que pase la tormenta
  • Póngase en contacto con su familia o un amigo para informar su ubicación
  • No se baje del auto
  • Mantenga la calma

¿Qué hacer si mi coche es alcanzado por un rayo?

Si su automóvil es alcanzado por un rayo, no entre en pánico. Mientras esté dentro de su vehículo, la estructura metálica lo protegerá de los rayos. Al contrario de lo que mucha gente piensa, no son los neumáticos los que pueden protegerte. La estructura metálica de su automóvil funciona como un escudo protector contra la radiación electromagnética, dirigiendo la corriente eléctrica alrededor del exterior del vehículo.

Es importante que no esté en contacto con ninguno de los sistemas eléctricos, como las manijas de las puertas, las palancas de cambios, el volante o el tablero. Por eso es importante que sus manos permanezcan en su regazo.

El metal de su automóvil invariablemente se dañará, al igual que las llantas y los neumáticos. Permanezca siempre dentro de su vehículo. Una vez que haya pasado la tormenta, comuníquese con una grúa o con el 911 para obtener ayuda.

El mejor consejo es evitar conducir durante una tormenta eléctrica y quedarse en casa si es posible.